Tampones ecológicos hechos con fibra de plátano son creados por estudiante brasileña

Su nombre es Rafaella de Bona Gonçalves, una estudiante universitaria brasileña, quien tuvo la idea de crear tampones ecológicos de fibra de plátano para mujeres, con el objetivo de ayudar a la población que muchas veces no cuenta con el factor económico durante su ciclo femenino.

La estudiante de diseño de la Universidad Federal de Paraná (UFPR) desde el 2019 está enfocada en esta iniciativa.

“Decidí elegir el primero, que es la erradicación de la pobreza, para acabar con la pobreza en todas partes y de todas las formas” menciona cuando se le pregunta por los objetivos buscados.

¿Cómo nace?

Gonçalves se ha preocupado por las mujeres en el país amazónico sin hogar en situación de calle. Existen alrededor de 13 millones de personas de bajos recursos donde las mujeres se debaten entre comida o toallas sanitarias. La mayoría son cabezas de familia, entonces ya sabemos el resultado.

Lo creó en 2019 mientras participaba en un curso enfocado en encontrar soluciones a los problemas sociales globales existentes. El programa requería que cada participante seleccionara uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y desarrollara una solución para lograr ese objetivo.

La precariedad menstrual es algo que afecta a personas en todo el mundo. Cuando comenzó a investigar la situación, descubrió que las mujeres sin hogar tienen que improvisar tampones la mayor parte del tiempo.

Gonçalves también se dio cuenta de que las bragas absorbentes biodegradables o una copa colectora no eran opciones plausibles.

El tampón

El tampón que diseñó Gonçalves, llamado ‘Maria’, se adapta a las condiciones de una mujer sin hogar. Es higiénico, práctico, desechable y universal. También es bueno para el planeta porque es biodegradable.

María está hecha de fibra de plátano y viene en forma de rollo, como papel higiénico. Para formar un tampón, la mujer simplemente desenrolla un segmento, lo separa y lo enrolla. Puede personalizarlo en varios tamaños para adaptarse a sus necesidades de flujo menstrual.

Gonçalves hizo que María fuera distribuida por el gobierno. Incluso se reunió con el alcalde Rafael Greca (DEM) y le pidió al municipio que adoptara la política de acceso universal a los productos para la menstruación.

Su invento le valió un premio distinguido: el premio alemán iF Design Talent Award de 2019. María puede tener un impacto mundial en la solución de la pobreza de época. Ella fue la única brasileña en ganar el premio ese año.

Ella dijo:
Recibir la noticia de ser uno de los ganadores fue increíble, especialmente con un proyecto social que plantea un problema que muchas veces se pasa por alto.

El acceso a la higiene menstrual no es un privilegio. Es un derecho. Tener acceso a productos de higiene no debería ser un privilegio; debería ser un derecho para todas las mujeres.

 

⇒ Con información de Resta.pe y Portal Ambiental

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.